Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

El 18 de junio por la mañana, numerosos periodistas se apostaron delante de la puerta de entrada de la Universidad Renmin, en China, para ser testigos de la salida de los primeros vehículos terrestres no tripulados, desarrollados por la compañía JingDong (JD). Este año, JingDong comenzará la distribución de los primeros cien vehículos automáticos de reparto en Beijing, Hangzhou y Xian, principalmente para universidades y barrios privados.

A las 9:15 de la mañana, un vehículo automático llegó a la Universidad Renmin para realizar una entrega a una estudiante llamada Li RouGu. Cinco minutos antes ella había recibido una notificación desde la aplicación JD de su celular, alertando que su entrega estaría pronto en su destino. Luego, ingresó el código del delivery en la pantalla del vehículo y automáticamente se abrió la puerta de donde estaba el pedido. Esta fue la primera entrega del auto no tripulado Nº 618 de JD. Ese mismo día se pudieron ver diez vehículos no tripulados dentro de la universidad, entre los cuales uno, llamado “robot inspector”, se encargaba de la inspección de los depósitos y los demás se dedicaban a las entregas.

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

En su interior se pueden ver tres a cuatro dispositivos tecnológicos. El vehículo de mayor tamaño tiene la altura de un hombre normal y puede contener más de diez envíos. El techo está equipado con tres a cuatro radares láser de 16 bandas. Las cámaras están distribuidas en la parte delantera, al costado y trasera del auto.

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

El vehículo mediano tiene un GPS diferencial y cámaras que actúan como sensores. En la parte delantera se encuentra una cámara binocular y una panorámica. En los costados y en la parte trasera tiene cámaras para observar el tráfico y a los peatones.

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

El proceso de entrega del vehículo no tripulado de JD es el siguiente: luego de finalizar la carga en el centro de distribución, el auto puede planear su propio recorrido buscando la ruta más corta y más favorable para llegar a destino. Además, es capaz de evitar los sectores con problemas de tráfico. Durante el viaje puede evitar los obstáculos que tenga cerca, como otros automóviles. También respeta las señales de tránsito y los semáforos. Una vez que llega al destino, a través de la aplicación o de un número telefónico, envía un mensaje al destinatario para que retire su correspondencia. El usuario puede acceder a ella a través del reconocimiento facial, ingresando el código del delivery o abriendo la puerta con el celular.

La compañía JD ya había presentado el vehículo automático en noviembre de 2016 en una exposición pero como el costo de la tecnología aplicada es muy elevado no pudo completar el proyecto hasta ahora. “Es verdad que en ese momento el proyecto tenía un costo alto. Un vehículo no tripulado equivalía a un Audi Q7, por ejemplo, (87.818USD). Pero finalmente, con más de medio de año de esfuerzo, logramos que la tecnología aplicada en nuestro vehículo sea de un valor equivalente a un Chery QQ última generación (7.318USD aproximadamente)”, aclara el ingeniero responsable de la depuración del vehículo automático JD.

El costo del vehículo disminuyó y, a la vez, también bajó el del envío. En un principio el precio de una entrega se situaba entre los 7 y los 10 yuanes. En cambio ahora este costo, más el consumo de batería del auto, se calcula en alrededor de 1,5 yuanes, lo que implica el uno por ciento del costo de un envío manual tradicional.

Con esta tecnología la compañía JD libera a los repartidores del duro trabajo y, al mismo tiempo, ofrece a los usuarios una experiencia de compra totalmente innovadora.

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

Los vehículos no tripulados ingresan a las universidades

NewsArgenChina 28/06/2017

Tradcc: Diana

Contactanos

E-mail:admin@hryzx.com

Tiempo:9:00-18:00

QR code